clases-en-bares

No es na nada nuevo,  que la diversión facilita considerablemente el proceso de aprendizaje. Un buen ambiente hace que los alumnos se relajen, rían y consigan aprender sin presiones y de una forma más amena. Esto es precisamente lo que “Raising The Bar”  está llevando a cabo para los habitantes de Nueva York. Se trata de una iniciativa sin ánimo de lucro que ofrece clases gratuitas de diferentes materias pero en un entorno más atractivo y divertido, en un bar.

Los participantes que tienen perfiles de lo más variado son normalmente aspirantes a algo, ya sea a actor, economista, médico, escritor, o simplemente disfrutan aprendiendo algo nuevo. Pero todos ellos tienen en común que creen que la educación debe estar incorporada con la vida social y cotidiana, para de esta manera hacer más agradable el aprendizaje una nueva habilidad.

Yali Saar, uno de los co-fundadores del proyecto, explica:

    “Queríamos convertir conferencias o clases que siguieran la moda Pop-up (temporal en un lugar diferente). Nuestra iniciativa ofrece a las personas hacer algo por la noche diferente a lo habitual pero de la misma manera que van a ver un concierto o un espectáculo. Aunque internet ha abierto las puertas del conocimiento, siempre es agradable experimentar la educación en la vida real pero de una manera más divertida”.

Raising the Bar pretende atraer a un público similar a los que van a ver una charla TED o evento educativo similar, pero más orientado a aprender de una manera más social y divertida. Para ello organizan clases de diferentes materias en bares, donde los asistentes pueden beber una cerveza mientras escuchan y participan en una clase académica.

El objetivo de tal iniciativa es la de reducir la brecha entre el mundo académico y las vidas “reales” de sus asistentes, para demostrar así, que en realidad pueden ser una misma. Aparte pretenden favorecer la mezcla de diferentes grupos sociales que de otro modo no se mezclarían en una sala de conferencias.

La idea, no solo significa, que la educación es más accesible y agradable para todos, sino que también crea la posibilidad de craising-the-bar-non-profit-education-new-york-2.jpgonexiones inesperadas  con personas afines, ya sea por la materia impartida o por el hambre de conocimiento.

El primer evento ha sido programado el próximo 29 de abril, a través de 50 bares , lo que cubre diferentes zonas de la ciudad para una mayor conveniencia geográfica.

Quizás este ejemplo te pueda servir de inspiración para la creación de eventos similares por tu ciudad. ¿Se te ocurre algún otro modo de acercar el aprendizaje a la vida normal?

Web: rtbevent.com