Knocki es un pequeño dispositivo inalámbrico que transforma instantáneamente superficies ordinarias (paredes, mesas, puertas, muebles, encimeras y más) en controles remotos fáciles de usar para activar tus dispositivos y software favoritos. Básicamente transforma cada mueble de tu casa en un control remoto.

Basta con colocar el dispositivo a la superficie que queramos utilizar. Una vez aplicado y después de configurarlo activaríamos los dispositivos golpeando varias veces en la superficie en cuestión.

Estas son algunas de las aplicaciones que se podrían utilizar con el dispositivo:

  1. Apagar o encender luces golpeando la pared.
  2. Encontrar tu teléfono movil golpeando la mesa.
  3. Controlar la temperatura de la casa golpeando la ventana.
  4. Recibir una alarma en el smartphone si alguien golpea la puerta.

Las aplicaciones son ilimitadas, en este vídeo podéis ver su funcionamiento:

Una interesante iniciativa lanzada en Indiegogo que avanza en al dirección de conseguir una casa inteligente conectando tecnología existente.