aeropuerto de San Francisco yoga

Hace ya varios meses os presentamos algunos de los servicios que se ofrecían a los pasajeros en diferentes aeropuertos. En ese caso hablábamos del aeropuerto de Taiwán y de la oferta gratuita de ebooks para hacer más amena la espera. En este caso nos fijamos en el aeropuerto de San Francisco que ofrece la primera sala habilitada y diseñada para que los viajeros puedan hacer yoga.

La idea surgió durante  el proceso de rehabilitación de la Terminal 2. Cuando muchas salas se encontraban vacías y pendientes de ser amuebladas un cliente pidió permiso para poder practicar yoga antes de un vuelo. Concretamente buscaba un espacio de silencio y meditación y las salas vacías reunían dichos requisitos.  Rápidamente la idea fue tomada en consideración y se diseño un área con una luz tenue y cálida en contraste con la luz brillante del resto del Aeropuerto. Además se intentó dar un aire Zen incluyendo algunas piedras de fieltro a la manera de un jardín tradicional japonés.

La sala actualmente  ofrece alfombrillas y está convenientemente indicada a lo largo del aeropuerto con el símbolo de una figura practicando la postura del loto. En la actualidad no se imparten clases y son los propios viajeros los que practican sus propios ejercicios.

La sala ha sido un completo éxito, y es habitualmente usada por los yoguis que encuentran muy útil poder relajarse antes de un viaje de varias horas.  Una muy buena forma de defenderse del síndrome de la clase turista y un servicio económico que puede atraer viajeros a diferentes aeropuertos en el mundo.

 

Fuente: Reuters