web
analytics
Home / IDEAS / Alimentación / Una ‘app’ que permite a cocineros aficionados convertir su casa en un restaurante

Una ‘app’ que permite a cocineros aficionados convertir su casa en un restaurante

cookapp cocineros crean restaurantes casa Una ‘app’ que permite a cocineros aficionados convertir su casa en un restaurante

Hace un tiempo a alguien se le ocurrió crear un portal donde las personas pudieran crear sus propios hoteles utilizando sus viviendas. La iniciativa se llamó Airbnb y fue un éxito rotundo. Actualmente tienen unos beneficios anuales de 1 billón de euros.

Pues bien hoy te presentamos una iniciativa similar pero para que  cocineros aficionados puedan crear sus propios restaurantes improvisados.

La aplicación se llama Cookapp y permite a los cocineros crear un restaurante ‘pop-up’ en el comedor de su casa. Por un lado los cocineros pueden mostrar sus habilidades culinarias de una manera más profesional y ganar algo de dinero con ello. Por otro, las personas interesadas en participar pueden experimentar platos de calidad caseros fuera del habitual restaurante.

Originalmente la aplicación fue fundada en Buenos Aires, Argentina, donde fue un éxito rotundo, con 41.000 usuarios registrados en su primer año. Actualmente se encuentra intentado conquistar la ciudad norteamericana de Nueva York.

¿Pero como aseguran una buena experiencia gastronómica para los clientes?

No te creas que cualquier cocinero puede convertirse en un chef certificado en Cookapp. Aquellos aspirantes potenciales deben rellenar y firmar  una solicitud de acceso, por lo general a través de Facebook. Posteriormente su casa y cocina serán sometidas a una comprobación de seguridad para asegurar la calidad de las mismas. Además se les pide servir una cena de audición, que es documentada por un fotógrafo profesional de alimentos enviado por Cookapp. Incluso los chefs son evaluados por su capacidad de alojamiento. Estas medidas ayudan a garantizar la calidad del servicio y que la experiencia para el cliente sea siempre la ideal.

El servicio está abierto para cualquier persona que desee experimentar una comida única. Por lo general cada comida tiene un coste a modo de donativo de entre 40-60 euros, con el fin de cubrir los costes de la preparación y la acogida. Posteriormente, la aplicación anima a los comensales a evaluar su experiencia recibida, lo que ayuda a evaluar al cocinero en cuestión.

 Una ‘app’ que permite a cocineros aficionados convertir su casa en un restaurante

Según comenta Pedro Rivas, el co-fundador:

El 95% de las evaluaciones a los cocineros están entre las cuatro y cinco estrellas. Lo que garantiza que el cliente siempre va a disfrutar de una magnifica experiencia culinaria.”

Trabas legales del servicio

Al igual que Airbnb este servicio se encuentra con problemas legales para su desarrollo. El principal es que los ingresos de los cocineros deben de ser cotizados, algo muy complicado de conseguir. Por lo que se les ha ocurrido operar con un modelo de “donación” y por consiguiente tratar a su vez de esquivar al departamento de Salud de Nueva York, que está en contra de las comidas que se venden fuera de los restaurantes o comercios registrados.

Otras inquietudes surgen de los problemas de seguridad y confianza, pero al realizarse todas las inscripciones a través de Facebook y realizarse las pruebas de iniciación, ofrece un grado más confianza. Como última medida, Cookapp recopila información de contacto de tarjetas de crédito de los clientes, lo que les permite potencialmente seguir a cualquier usuario después de un evento.

Aunque el desarrollo no es tan sencillo a primera vista, estas plataformas normalmente funcionan muy bien ya que ofrecen un beneficio notable a las dos partes. ¿Se te ocurre como alguna otra plataforma podría brindar la oportunidad para que aficionados actúen de una manera más profesional?

Web: cookapp.com

About Lucas Suarez

Entusiasta del emprendimiento y la innovación. Busca tendencias, creativo, emprendedor y siempre aprendiendo. Apasionado del mar y los deportes de riesgo. "Las ideas son inútiles, a menos de que se usen"
Scroll To Top