Como todos sabemos, las contraseñas suelen ser una preocupación para cualquier persona o empresa. No es sencillo aprenderse claves de cada cuenta de correo, red social o incluso de aplicaciones bancarias. Sin embargo, los avances tecnológicos han encontrado una solución para que no vuelvas a olvidarlas y eso es gracias al administrador de contraseñas.

Pero, ¿son verdaderamente necesarios o solo es una tendencia que está tomando fuerzas y pronto desaparecerá? Antes de responder esta pregunta comencemos por conocer los conceptos básicos de qué es un administrador de contraseñas.

¿Qué son los Administradores de Contraseñas?

Son softwares o aplicaciones que tienen como objetivo principal almacenar todas las claves que utilizas, en una base de datos debidamente protegida con una contraseña maestra. Hasta este punto, es probable que pienses que ya tienes una herramienta similar, y como es cierto, hay navegadores que tienen su propio gestor de contraseñas que te hará recordar la tuya cada vez que vayas a ingresar a una página conocida, siempre y cuando le hayas dado guardar, pero nada más se limitan a realizar esta función.

En cambio, cuando utilizas los administradores de contraseñas te darás cuenta de que brindan un paquete completo, que puede ser gratuito o de pago, según tus necesidades, pero que no solo te permite recordar tus claves, sino que también las protege y las gestiona. Es decir, el punto a favor de estos softwares es que no solo te ahorra tiempo, sino que brinda seguridad total.

Existen varios administradores de contraseñas en la web, por ejemplo, uno de ellos es Dashlane, software que no solo te permite tener tus contraseñas a buen recaudo, sino que también puedes acceder a tus datos encriptados y almacenados desde cualquier dispositivo (más detalles sobre esta herramienta están aquí). No obstante, hay algunas características que sí o sí debe tener tu futuro gestor de contraseñas.

Características de un buen gestor de contraseñas:

  • Debe trabajar de manera online y offline, esto quiere decir que no solo sea capaz de gestionar las claves en un disco duro o en otro dispositivo de almacenamiento, sino que también permita sincronización con la nube.
  • La autenticación de las cuentas más importantes en dos pasos, de esta manera asegura la entera protección de tus claves y en especial de tus datos.
  • La continua actualización de contraseñas, de manera que si en algún momento decides cambiarla, el gestor lo reconozca de inmediato y te pregunte si quieres guardarla, sin necesidad que tú se lo hagas saber.
  • La conexión con todos los navegadores, es decir que sin importar que uses Google, Firefox o cualquier otro navegador nunca pierdas tus contraseñas.
  • Notificaciones constantes en caso de que alguna web o red social que sueles utilizar haya sufrido algún tipo de amenaza que haya podido comprometer la seguridad de tus contraseñas.
  • Que se pueda utilizar en cualquier dispositivo, de preferencia en aquellos que sueles utilizar más, como lo son los teléfonos móviles.
  • Que se realicen constantes revisiones de tus contraseñas, pudiéndote alertar en caso éstas sean muy débiles o que ya las hayas utilizado en otra ocasión.
  • Que el software te de recomendaciones de contraseña que puedas utilizar es indispensable, pero es mejor que te recomiende contraseñas de un solo uso, de manera que nunca se repetirán y así podrás sentirte más seguro.
  • El hecho de que te permite compartir contraseñas también es importante, pues así puedes dar a conocer tus claves mediante este programa a algún amigo, familiar o incluso un compañero del trabajo.

Beneficios de un Administrador de contraseñas

Como ya hemos mencionado antes, no solo te permite guardar tus claves y tenerlas disponibles en cualquier momento sin necesidad de andar recurriendo a tu memoria, sino que también te brindará consejos para tener una contraseña segura y así te puedes olvidar de poner como clave el nombre de tu mascota o tu fecha de cumpleaños, que hasta cierto punto suelen ser un tanto inseguras.

Es bueno precisar que no solo te aconseja, sino que podrá crear tus claves de manera automática y aleatoria siempre que eliges esta opción, todas con una alto nivel de seguridad y ninguna repetida, es decir, serán únicas. Sin duda, esto te dará una tranquilidad plena.

Otro punto favorable es que el programa cada cierto tiempo realizará análisis de tus correos en la Dark Web verificando que ninguna de tu contraseña haya terminado en algunos de esos sitios webs. Además muchos también te permiten guardar archivos encriptados en la nube que te ofrecen, de manera que no solo tus claves estarán a salvo, sino también esos documentos que  requieren de mucha confidencialidad. 

Otros gestores de contraseña

Si bien hasta el momento la herramienta más recomendada para cuidar tus claves son los administradores de contraseñas, hay compañías que seguido innovando y se han visto en la obligación de crear nuevos sistemas con el fin de mantener a sus usuarios tranquilos en lo que respecta a seguridad en la web.

Una de estas nuevas tecnologías fue creada por Motorola hace un par de años y que básicamente se trataba de una píldora emitiendo una señal, que daría acceso a cualquier aparato electrónico externo compatible.

Esta nueva herramienta offline convertiría al cuerpo del usuario en un transmisor de contraseñas al ingerir la píldora, que funciona con los ácidos del estómago. Esta píldora tendría que tomarse todos los días durante un mes. La idea era algo descabellada e innovadora a la vez.

Pero, Motorola no fue la única empresa que creó su propio gestor de contraseñas, Apple creó el Touch ID, que funciona como un sensor que utiliza las huellas dactilares para ingresar a cualquier dispositivo de la marca. Facebook por su parte, aportó por los sensores de voz y de retina.

Mientras que Nym trabajó en una pulsera que validara la información de usuario a raíz de su ritmo cardíaco. Definitivamente, todos las empresas en algún momento han apostado por la seguridad de sus usuarios.

En conclusión los Gestores o Administradores de contraseñas no son una moda, ni una tendencia pasajera, todo lo contrario, en la actualidad más que nunca son necesarios para proteger tus datos personales, además de que una vez que empiezas a utilizarlos se convertirán en una herramienta indispensable y útil, que te protegerá de los virus y los ciberdelincuentes que están a la orden del día y son cada vez más comunes.