almohada-aceitunosas

Hace unos meses mi familia decidió cambiar los radiadores de la casa rural por unos de los que ni siquiera sabía que existían. Se trataba de un nuevo sistema que suministraba el calor generado por la combustión de hueso de aceituna. Aprovechando que tenían acceso a grandes cantidades de esta materia prima, el costo de calentar la casa era mínimo en comparación con la electricidad o el gas.

Pues bien, el hueso de aceituna ha vuelto a cruzarse en mi vida al topar con otro proyecto sin duda muy innovador. Se trata de  una empresa española llamada Charcolive. Estos hacen, entre otros, un relleno para almohadas que absorbe los olores naturales o unos filtros para limpiar el agua corriente. Todos ellos fabricados a partir del hueso de la aceituna.

Según el estudio de mercado efectuado la industria de los productos naturales o ecológicos tiene un volumen mundial de unos 46.100 millones de euros  con un crecimiento anual del 19%, por lo tanto existe mucho potencial en él.

Como veis una idea de negocio que da una vuelta de tuerca a un mercado tradicional utilizando un recurso muy común y que normalmente no tiene mucha salida. ¿Y vosotros creéis que podéis utilizar algún tipo de desecho vegetal para entrar en el mercado  de los productos ecológicos?

 

Web: www.charcolive.es

Contacto: info@charcolive.es