La necesidad de regular el contrato laboral de los eGamers

La necesidad de regular el contrato laboral de los eGamers
La necesidad de regular el contrato laboral de los eGamers

Profesionalización en la industria de eSports

  • La transición de los videojuegos de un hobby a una industria profesionalizada ha puesto en evidencia la falta de regulación normativa adecuada en el ámbito laboral de los eGamers.

  • Los jugadores de eSports se integran en clubes, compiten en campeonatos y reciben remuneración, cumpliendo con las características de una relación laboral.

 

Existe un debate sobre si la relación laboral de los eGamers encaja en el Estatuto de los Trabajadores o si debería regularse por el Real Decreto 1006/1985, que regula a los deportistas profesionales, o una normativa específica para la industria.

Similitudes con Deportistas Profesionales

  • Los eGamers compiten en eventos reglados, se someten a entrenamientos de alto rendimiento, y están sujetos a la disciplina y tácticas de sus clubes, similares a los deportistas tradicionales.

  • Los jugadores cuentan con soporte de fisioterapeutas, médicos y psicólogos y deben cumplir con entrenamientos y actividades relacionadas con su club.

  • La naturaleza de los eSports evidencia la necesidad de contratos temporales y la cesión de jugadores entre clubes, prácticas comunes en deportes profesionales pero no contempladas en el Estatuto de los Trabajadores.

Falta de reconocimiento oficial

  • A pesar de las similitudes con deportes tradicionales, los eGamers no están reconocidos oficialmente como deportistas ni los eSports como actividad deportiva por el Consejo Superior de Deportes.

  • Esta situación conduce a una inseguridad jurídica, afectando los derechos y obligaciones de los jugadores y clubes.

Nuevas perspectivas

  • Existe una necesidad urgente de regulación específica que aborde las particularidades de la industria de los eSports.

  • Se plantea la posibilidad de aplicar normativas existentes para deportistas profesionales o desarrollar una nueva legislación específica para jugadores de eSports.