¿Cuál es el plazo para la indemnización por despido improcedente?

¿Cuál es el plazo para la indemnización por despido improcedente?
¿Cuál es el plazo para la indemnización por despido improcedente?

La legislación laboral española establece un marco claro para las indemnizaciones por despidos improcedentes, otorgando a los empleadores un plazo específico para compensar a los trabajadores afectados, dependiendo de la decisión de readmisión o compensación económica.

Opciones y plazos para los empleadores

Cuando un despido es declarado improcedente, el empleador se enfrenta a dos opciones: readmitir al empleado o pagar una indemnización. La elección de abonar la indemnización debe materializarse en un plazo de 5 días desde la notificación de la sentencia.

Esta indemnización se calcula a razón de 33 días de salario por año trabajado, prorrateándose por meses para periodos inferiores a un año, con un límite de 24 mensualidades. Para los contratos firmados antes del 12 de febrero de 2012, se aplican condiciones más generosas, con una indemnización de 45 días por año trabajado, hasta un máximo de 42 mensualidades.

Actuación ante la falta de pago

Si transcurrido el plazo de 5 días el empleador no ha efectuado el pago, el trabajador dispone de un año para iniciar acciones legales, empezando con la presentación de una papeleta de conciliación. Este acto busca un acuerdo previo al juicio. De no resolverse la situación, el trabajador puede optar por interponer una demanda ante el Juzgado de lo Social, pudiendo elegir entre el procedimiento monitorio y el ordinario según el caso.

Procedimiento Monitorio

Recomendado para casos de impago donde el monto no excede los 6.000 euros y no hay concurso de acreedores por parte de la empresa. Este proceso, destacado por su rapidez, exige que la cantidad adeudada esté claramente determinada y sea exigible. Tras admitirse la demanda, se otorgan 10 días al empleador para el abono de la indemnización. Si hay oposición, el trabajador puede proceder a un juicio verbal o a uno ordinario, dependiendo del monto de la indemnización.

Procedimiento Ordinario

Este se aplica cuando la cantidad supera los 6.000 euros o hay oposición al monitorio. Es un proceso más largo que incluye una audiencia previa y, posteriormente, un juicio. La sentencia favorable al trabajador abre la vía para la ejecución de la indemnización.