Derecho a paro e indemnizaciones al 'despedirse' de la empresa: lo que debes saber

Derecho a paro e indemnizaciones al 'despedirse' de la empresa: lo que debes saber
Derecho a paro e indemnizaciones al 'despedirse' de la empresa: lo que debes saber

El Estatuto de los Trabajadores establece situaciones en las que un trabajador puede 'despedirse' y aún así tener derecho a cobrar prestaciones por desempleo e indemnizaciones.

Para muchos trabajadores, la idea de dejar su empleo sin ingresos durante la búsqueda de nuevas oportunidades puede ser desalentadora. Sin embargo, en ciertas circunstancias previstas por la ley, es posible 'despedirse' de la empresa y aún mantener el derecho a cobrar el paro y recibir indemnizaciones.

Situaciones específicas

El Estatuto de los Trabajadores, la ley fundamental que rige las relaciones laborales en España, establece en su artículo 50 las causas justas por las cuales un trabajador puede extinguir voluntaria y unilateralmente su contrato de trabajo. Estas situaciones incluyen:

  • Modificación sustancial de las condiciones de trabajo: Cuando las modificaciones afectan la dignidad del trabajador, como cambios en la jornada laboral, horarios, remuneración, entre otros aspectos laborales.

  • Falta de pago o retraso continuado en el salario pactado: Si el empleador no cumple con el pago acordado de manera continua.

  • Incumplimiento grave y culpable del empresario: A excepción de casos de fuerza mayor, cuando el empleador incumple gravemente sus obligaciones y se niega a restituir al trabajador a sus condiciones anteriores según una sentencia judicial.

Derecho al paro y a indemnizaciones

En casos en los que un trabajador se enfrenta a una de estas situaciones y decide 'despedirse' de su empleo, puede tener derecho al paro y a indemnizaciones. La razón detrás de esto es que se encuentra en una situación legal de desempleo, un requisito esencial para recibir prestaciones por desempleo.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aclara que la "decisión de la persona trabajadora de finalizar la relación laboral por alguna de las causas" mencionadas anteriormente se considera una situación legal de desempleo.

Indemnizaciones y sus Variaciones

El artículo 50.3 del Estatuto establece que si un trabajador se encuentra en una de estas situaciones, tendrá derecho a las indemnizaciones correspondientes al despido improcedente. Sin embargo, es importante distinguir entre periodos antes y después del 12 de febrero de 2012:

  • Antes del 12 de febrero de 2012, la indemnización era de 45 días por año trabajado, con un límite de 42 mensualidades.

  • A partir del 12 de febrero de 2012, la indemnización se redujo a 33 días por año trabajado, con un límite de 24 mensualidades.

La cuantía máxima de las indemnizaciones será de 720 días de salario, a menos que las indemnizaciones correspondientes a antes del 12 de febrero de 2012 resulten en una cantidad mayor, en cuyo caso prevalecerá esa cifra.