España encara la temporalidad: regularización de 300.000 interinos y de la reforma del empleo público

María Jesús Montero La vicepresidenta cuarta y ministra de Hacienda
María Jesús Montero La vicepresidenta cuarta y ministra de Hacienda

En una medida significativa para la gestión del empleo público en España, el Gobierno, en colaboración con los sindicatos, ha acordado la regularización de aproximadamente 300,000 trabajadores interinos. Este proceso, que se espera completar antes de finales de 2024, forma parte de un esfuerzo más amplio para reducir la alta temporalidad en la Administración Pública, del actual 30% a un objetivo del 8%.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha destacado la importancia de esta reforma, que busca alinear al sector público español con los estándares de la Unión Europea. La alta temporalidad ha sido un motivo de preocupación especialmente en las áreas de Sanidad y Educación, gestionadas en gran medida por las administraciones autonómicas.

Esta regularización incluye la convocatoria de plazas estructurales ocupadas durante más de tres años y la indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades, para aquellos que no superen las oposiciones correspondientes. Además, la reforma contempla un proceso de concurso-oposición donde se valorará la experiencia, contando hasta un 40%, y aquellos que no superen el proceso selectivo serán incluidos en bolsas de trabajo y recibirán compensación económica.

Aspectos destacados de la reforma:

  • Reducción de la Temporalidad: Bajar del 30% al 8% la tasa de temporalidad en la Administración Pública.

  • Indemnizaciones Establecidas: Para personal temporal con contratos extendidos más allá de tres años.

  • Valoración de la Experiencia: En el proceso de concurso-oposición.

El acuerdo responde a las advertencias continuas de la Comisión Europea sobre la alta temporalidad y sigue la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que estableció un periodo máximo de tres años para que un trabajador adquiera la condición de indefinido no fijo. Asimismo, fija indemnizaciones por despidos en situaciones de temporalidad prolongada.

El ministro Miquel Iceta ha enfatizado la intención del Gobierno de atajar drásticamente la temporalidad de los empleados públicos, prometiendo evitar problemas similares en el futuro.