Hacienda implementará "ciudadano inspector" para combatir el fraude fiscal

La vicepresidenta primera María Jesús Montero
La vicepresidenta primera María Jesús Montero

Innovación en la facturación: La Agencia Tributaria de España ha introducido una nueva estrategia para fomentar la participación ciudadana en la vigilancia de la facturación empresarial, a través del reglamento Veri*factu, publicado recientemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta normativa busca modernizar el sistema de facturación de pymes, microempresas y autónomos, mejorando el cumplimiento tributario y combatiendo el fraude fiscal. El gobierno espera que esta medida contribuya significativamente a la lucha contra el fraude fiscal, incentivando a los consumidores finales a solicitar y enviar comprobantes de sus transacciones mediante un código QR.

Funcionamiento del sistema: Con la inclusión de un código QR en las facturas, tanto empresas como consumidores finales podrán enviar información clave a la Agencia Tributaria. Esta información, aunque no se considerará una denuncia pública, será utilizada por la agencia para detectar posibles fraudes. Además, la Agencia Tributaria ofrecerá una ruta específica en su sede electrónica para la recepción de esta información, permitiendo a los contribuyentes verificar la autenticidad de las facturas recibidas.

Refuerzo de la obligación de facturación

Seguridad y Control: El reglamento introduce medidas para garantizar la integridad, autenticidad y trazabilidad de los datos facturados, dificultando la falsificación. Esto incluye el uso de códigos QR, encadenamiento de datos de facturas, huellas digitales, estandarización de formatos y la firma digital. Estas medidas buscan no solo combatir el fraude sino también facilitar el cumplimiento tributario, siguiendo ejemplos de éxito en otros países.

Implicaciones para Empresarios y Profesionales: La normativa recalca la obligación de emitir factura por todas las operaciones, registrándolas de manera segura, no manipulable y accesible. El objetivo es aumentar la eficacia en la comprobación tributaria y asegurar el cumplimiento de las obligaciones fiscales mediante el fortalecimiento de los sistemas informáticos de facturación.