Hacienda retrasa la obligación de informar sobre ventas en plataformas digitales

Móvil con la app Wallapop
Móvil con la app Wallapop

El Ministerio de Hacienda en España ha decidido retrasar la nueva obligación impuesta a las plataformas digitales, que consiste en informar al fisco sobre las ventas realizadas por los usuarios a través de ellas. Este requerimiento afecta a operaciones realizadas en plataformas como Wallapop, Vinted, Airbnb, Twitch y Onlyfans, entre otras. A pesar de que la norma entró en vigor el 1 de enero de este año, el Gobierno aún no ha aprobado ni el reglamento que establece los límites de ventas sujetos a reporte, ni los modelos de declaración para estas operaciones.

Ley DAC 7 y su impacto en plataformas digitales

Esta obligación surge de la ley aprobada el 24 de mayo para transponer la directiva europea DAC 7 en materia de fiscalidad. La legislación requería que las plataformas digitales realizaran su primera declaración fiscal antes del 31 de enero. Sin embargo, debido a la falta de aprobación del reglamento y los modelos de declaración, estas plataformas se encuentran imposibilitadas de cumplir con esta obligación.

España no está sola en su retraso, ya que Alemania y Luxemburgo han solicitado recientemente a Europa una prórroga en el plazo para que las plataformas declaren esta información.

Relevancia del reglamento para el reporte de ventas

La aprobación del reglamento es esencial para llevar a cabo el reporte de ventas, alquileres y servicios realizados por los usuarios a través de internet. El reglamento establece que las plataformas deben informar al fisco sobre las ventas realizadas por vendedores que realicen más de 30 operaciones en el año, con un importe total superior a los 2.000 euros. Esto implica que no se informaría sobre ventas por debajo de ese umbral. Además, exime de la obligación de informar a entidades del Estado, compañías cotizadas y grandes alojamientos hoteleros.

La falta de reglamento implicaría que las plataformas deberían informar sobre todas las ventas sin importar su cuantía, incluyendo aquellas por debajo de 2.000 euros.

Implicaciones impositivas para los vendedores

En cuanto a la tributación, las ventas realizadas por empresas o autónomos a través de internet ya están sujetas a impuestos. Sin embargo, las operaciones entre particulares no están sujetas al IVA, pero sí al Impuesto por Transmisiones Patrimoniales Onerosas, que tiene un tipo medio efectivo del 4%, variando según la comunidad autónoma. Estas ventas también están sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) debido a la ganancia patrimonial que generan.

Carga de Trabajo y Sanciones para las Plataformas Digitales

Las plataformas digitales que actúan como intermediarios entre vendedores y compradores enfrentarán una significativa carga de trabajo con esta nueva obligación. Además de recopilar datos de los vendedores, deberán verificar la veracidad de la información antes de enviarla a la Agencia Tributaria. En el caso de alquileres de inmuebles por internet, también deberán proporcionar información detallada, como la dirección de cada inmueble, número de registro de la propiedad, contraprestación total trimestral y número de días que cada propiedad estuvo alquilada durante el año.

Las plataformas tendrán el derecho de solicitar ciertos datos a los vendedores, y la negativa a proporcionar esta información será considerada una infracción tributaria, sancionable con multas de hasta 300 euros, y la plataforma podrá cerrar la cuenta del vendedor.