Nueva Directiva Befit de la UE: Unificación de la Base Imponible para Grandes Empresas

Unificación de la Base Imponible para Grandes Empresas
Unificación de la Base Imponible para Grandes Empresas

Objetivo de la Directiva Befit

  • Reducción de Cargas Administrativas: Facilitar a las empresas el cálculo de la base imponible utilizando un único sistema en toda la UE.

  • Facilitación de Compensación de Pérdidas: Permitir a los grupos empresariales compensar pérdidas a nivel europeo.

Detalles Clave de la Propuesta

  • Aplicación a Grandes Grupos Empresariales: Afectará a grupos con un volumen de negocio superior a 750 millones de euros anuales.

  • Fecha de Implementación: Prevista para ejercicios fiscales a partir de julio de 2028.

Implicaciones de la Directiva Befit

  • Normas Comunes de Imposición: Establecimiento de reglas uniformes para determinar la base imponible del Impuesto de Sociedades.

  • Diferencias con el Impuesto Global: Distorsiones potenciales al tener diferentes umbrales y perimetros en comparación con el impuesto mínimo global.

Mecanismo de Reparto de Bases Imponibles

  • Cálculo de la Base Imponible: Se sumarán todas las bases imponibles de las entidades del grupo dentro de la UE.

  • Regla de Reparto Transitoria: Durante los primeros siete años, se utilizará una fórmula basada en resultados anteriores de cada entidad.

Respeto a los Tipos Impositivos Nacionales

  • No Afecta a los Tipos de Impuesto de Sociedades: La directiva solo calcula la base imponible, los países aplicarán sus propios tipos impositivos.

  • Diferenciación del Impuesto Mínimo Global: No busca incrementar la base imponible para lograr una fiscalidad más alta.

Posibles Cambios en la Compensación de Pérdidas

  • Eliminación de Límites Nacionales: Si no hay cambios en la propuesta, se eliminarían los límites nacionales a la compensación de pérdidas.

Análisis Crítico:

  • Impacto en la Fiscalidad Corporativa: La directiva podría simplificar significativamente la fiscalidad para las grandes empresas en Europa.

  • Desafío para los Países Miembros: Cada país tendrá que ajustar sus propias normas fiscales para alinearse con esta nueva directiva.

 

Balance entre Simplificación y Soberanía Fiscal: La Directiva Befit representa un importante paso hacia la armonización fiscal en la UE, pero también plantea desafíos en cuanto a la autonomía fiscal de los Estados miembros y la equidad en la carga impositiva entre grandes y pequeñas empresas.