Pensión no contributiva: un respiro para mujeres sin cotización

Pensión no contributiva- un respiro para mujeres sin cotización
Pensión no contributiva- un respiro para mujeres sin cotización

Lucha contra la brecha de género en pensiones

En España, el desafío de la brecha de género en el ámbito laboral y, por ende, en las pensiones, es una realidad palpable. Las mujeres, históricamente más afectadas por la inestabilidad laboral debido a roles tradicionales o contratos precarios, encuentran en las pensiones no contributivas una opción vital.

La Seguridad Social ofrece una pensión no contributiva de jubilación de hasta 7.250 euros anuales, dirigida a aquellas personas, especialmente mujeres, que no han podido cotizar lo suficiente para acceder a una pensión contributiva.

Desigualdad manifiesta

  • Contratos Parciales: Mientras los hombres tenían 748.299 contratos parciales, las mujeres contaban con 2.121.000, evidenciando una marcada desigualdad.

  • Pensiones Medias: Las pensiones medias de las mujeres son un 33% inferiores a las de los hombres, lo que se traduce en diferencias de hasta 500 euros mensuales.

  • Beneficiarias Principales: De las 219.560 pensiones no contributivas, el 74,17% corresponde a mujeres, según datos del IMSERSO.

Requisitos y beneficios

Para acceder a esta pensión no contributiva, se deben cumplir varios criterios esenciales:

  • Edad: Tener al menos 65 años.

  • Derecho a Pensión Contributiva: No tener derecho a una pensión contributiva.

  • Ingresos: No poseer rentas superiores a 7.250,60 euros anuales.

Cuánto se Cobra con una Pensión No Contributiva en 2024:

  • Cuantía Íntegra Anual: 7.250,60 euros, repartidos en 14 pagas de 517,90 euros al mes.

  • Cuantía Mínima Anual: 1.812,65 euros, que en 14 pagas resulta en 129,48 euros al mes.

  • Complemento por Alquiler: Posibilidad de sumar un complemento de 525 euros para quienes viven de alquiler y no poseen una vivienda en propiedad.