Chocolate a cambio de buenas obras

Nunca antes este dulce tan delicioso y deseado por algunos había sido tan solidario. Y es que en esta ocasión no se mide su precio en dinero, sino que muestra su lado más comprometido y nos propone su pago a cambio de la realización de acciones generosas hacia los que nos rodean.
anthonberg web
anthonberg web Nunca antes este dulce tan delicioso y deseado por algunos había sido tan solidario. Y es que en esta ocasión no se mide su precio en dinero, sino que muestra su lado más comprometido y nos propone su pago a cambio de la realización de acciones generosas hacia los que nos rodean. Esta es la última propuesta, que nos llega desde el norte de Europa. Más concretamente desde una chocolatería danesa, en la cual su propietario, Anthon Berg, ha llevado a cabo una iniciativa muy peculiar que nos ha sorprendido a todos. En su establecimiento no se permite pagar con dinero sino con la realización de buenas obras. Por ese motivo, no son necesarias las cajas registradoras o los cajeros durante las horas en las que se lleva a cabo el proyecto. Simplemente hay encargados provistos de un Ipad que se pasean por los pasillos anotando en estos los pequeños gestos cotidianos que sus ilusionados "clientes" se comprometen a realizar a cambio del chocolate. Promesas que, por supuesto, facilitan y alegran la vida a los demás. Pequeños gestos que, unidos, siempre logran grandes resultados. La propuesta fue ideada por la agencia de publicidad Robert / Boison y Afines, quienes se lo propusieron al señor Berg, el cual aceptó encantado. Ha sido un éxito absoluto como más tarde el propio dueño del establecimiento contempló a través de la red social Facebook, lugar donde se iban enviando todos estos singulares ingresos. Y es que, en el fondo, todos tenemos un lado solidario. Solamente se requieren buenas iniciativas y propuestas tan dulces como esta para que todos seamos más felices en estos tiempos tan complicados.   Web: www.anthonberg.com Contacto: www.anthonberg.com/Home/Contact.aspx