Incubadora de emprendedores prepara a presos para trabajar en empresas de alta tecnología

Los ex adictos o los presos son habitualmente excluidos de los procesos de selección en grandes empresas. Sin embargo, dadas las dificultades que han tenido que afrontar en sus vidas, son personas con un gran poder de superación y perseverancia, requisitos importantes para un emprendedor.
lastmile proyecto
lastmile proyecto Los ex adictos o los presos son habitualmente excluidos de los procesos de selección en grandes empresas. Sin embargo, dadas las dificultades que han tenido que afrontar en sus vidas, son personas con un gran poder de superación y perseverancia, requisitos importantes para un emprendedor. Con la intención de ayudar al grupo de los presos, la incubadora de emprendedores KickLabs ha iniciado  un programa en la prisión de San Quentin llamado Lastmile que pretende potenciar su capacidad emprendedora. Mediante sesiones de dos semanas durante seis meses, los profesores imparten cursos para formarles en el rol de las redes sociales y en el desarrollo de habilidades en áreas importantes para trabajar en empresas de alta tecnología. Los cursos están adaptados, ya que muchos de los reclusos no han tenido contacto con un Smartphone o con Internet, además de que no pueden establecer comunicación con el exterior sin supervisión. Una vez que completan el proyecto, pueden optar a unas prácticas en empresas de alta tecnología en Silicon Valley y conseguir un trabajo remunerado que facilite su integración.   Web: thelastmile.org