Lápiz de madera que puede plantarse una vez ha sido usado

Algo tienen los lápices que les hacen distintos de los bolígrafos o rotuladores. El tacto de la madera, el sonido de la mina sobre el papel, y las diferentes medidas del lapicero según se le va sacando punta. Una vez que es demasiado pequeño, se tira a la basura, sin poder darle ningún uso adicional.
lapiz plantable
  lapiz plantable Algo tienen los lápices que les hacen distintos de los bolígrafos o rotuladores. El tacto de la madera, el sonido de la mina sobre el papel y las diferentes medidas del lapicero según se le va sacando punta. Una vez ya es demasiado pequeño, se tira a la basura, sin poder darle ningún uso adicional. Puede ser que esto se haya acabado con el Sprout, un proyecto en Kickstarter que inserta semillas en los lapiceros para que puedan ser plantados después de su uso. Desde tomates a berenjenas, desde perejil hasta tomillo, cada lapicero contiene tres semillas para mejorar las posibilidades de germinación. Simplemente, planta el lapicero después de haberlo utilizado, riega la tierra y el agua se encargará de activar la capsula donde se encuentran las semillas. Una idea de negocio que pretende dar una segunda oportunidad a un objeto cotidiano, mejorando un poco el medio ambiente. Puedes intentar algo similar o realizar la compra Kickstarter. Pero si eres de los que muerden los lápices, ¡piénsalo dos veces! :-)
 
Web:  www.kickstarter.com