El tribunal de justicia de la UE establece criterios sobre compensaciones por vuelos retrasados

El tribunal de justicia de la UE establece criterios sobre compensaciones por vuelos retrasados
El tribunal de justicia de la UE establece criterios sobre compensaciones por vuelos retrasados

Sentencias clave en materia de compensaciones aéreas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido sentencias en los casos C-474/22 | Laudamotion y C-54/23 | Laudamotion y Ryanair, abordando la compensación por vuelos retrasados y las responsabilidades de los pasajeros.

Contexto de las decisiones

Dos vuelos de Düsseldorf a Palma de Mallorca, operados por Laudamotion, sufrieron retrasos significativos. Los pasajeros afectados tomaron decisiones diversas: uno decidió no embarcar, mientras que el otro optó por un vuelo alternativo.

Decisiones del tribunal de justicia

  • No hay derecho a compensación si no se embarca: El TJUE determinó que no hay derecho a compensación cuando el pasajero decide no embarcar en un vuelo retrasado.

  • Vuelos alternativos y retrasos menores: No hay derecho a compensación si el pasajero llega a su destino con menos de tres horas de retraso mediante un vuelo alternativo.

Fundamentos de las sentencias

  • Equiparación con vuelos cancelados: Los pasajeros de vuelos retrasados por más de tres horas se equiparan a los de vuelos cancelados en cuanto a perjuicios por pérdida de tiempo.

  • Obligación de presentarse a facturación: Los pasajeros de vuelos retrasados deben presentarse a facturación, a diferencia de los de vuelos cancelados.

Implicaciones para los pasajeros

  • Perjuicios individuales: Las situaciones individuales, como no poder asistir a una cita profesional, pueden ser objeto de una "compensación suplementaria".

  • Molestias no consideradas 'graves': La búsqueda de un vuelo alternativo por iniciativa propia no se considera una molestia grave según el Reglamento de los derechos de los pasajeros aéreos.

El TJUE ha clarificado que la compensación por retrasos en vuelos se limita a casos específicos y no se aplica si el pasajero no embarca o encuentra un vuelo alternativo que minimice el retraso.