Hoy contamos la historia de superación y de emprendimiento de Rafa Fernández, fundador y CEO de CEMA Baterías, quien ha pasado de ser un camionero en sus inicios a montar una de las empresas más importantes a nivel nacional en el mundo de la distribución de baterías

Los pedidos no paraban por aquel entonces y no cesaba con el camión para arriba y para abajo. La mente de Rafa Fernández iba al mismo ritmo. Se montaba al volante para dirigirse al próximo destino que le había encargado la empresa y sentía que cada vez más le iban creciendo las ganas de salir de su zona de confort. Cada vez que veía la carretera, miraba hacia el horizonte y veía una carretera larga y sin final, como las miles de ideas que tenía en su cabeza.

Recuerda que cuando llegaba a casa, cogía una libreta y empezaba a plasmar en un papel todas las ideas que tenía. Encendía el ordenador y se ponía a investigar cómo iba el mercado, las tendencias, etc. Fueron años de estudio y sobre todo de autoconocimiento para saber hacia dónde quería dirigirse, aunque lo tenía ya claro: montar una empresa.

El “no” ya lo tienes

En 2012 es cuando empezó todo este asunto, y por aquel entonces llevaba trabajando en CEMA Maquinaria, la empresa que le dio las alas para crecer, 9 años. Lo que no sabía es que más adelante la vida daría un vuelco teniendo como socio a quien por aquel entonces era su jefe: Joaquín Lorence. Básicamente porque fue a él a quien le presentó el proyecto que tenía en mente. Joaquín le ofreció apoyo financiero y moral para seguir adelante con el mismo, junto a Rafael Paris, quien también fue partícipe de las cientos de “locuras” que se le venían y de todo lo que estaba por llegar.
Siempre había trabajado en cuerpo y alma para CEMA Maquinaria, ya que fueron ellos los que le dieron la oportunidad de cumplir sus sueños. Así que no dudó un segundo en ir adelante, ya que, como se suele decir, el “no” ya lo tienes. Rafa se pidió un día de vacaciones para mostrar la presentación que se había preparado del proyecto de regeneración de baterías. No era tarea fácil teniendo en cuenta la vida tan ajetreada con la que suelen contar los gerentes de una empresa, pero, aun así, lo consiguió.

Las baterías “resucitadas”.

Y ahí fue cuando empezó todo. Le dieron el OK para empezar, y poco a poco se fue germinando la empresa que daría una segunda vida a baterías de todo tipo. Todo empezaba a coger ritmo y se veía ilusionado.
No obstante, tras varios meses trabajando en el proyecto, empezaron a llegar las primeras partes negativas del asunto, ya que le empezaron a llegar opiniones negativas de clientes comentando que tenían problemas con este tipo de “baterías resucitadas”. El negocio empezó a entrar en declive con grandes pérdidas económicas, todo se iba al traste y llegó lo que se temía: una conversación con Joaquín y con Rafael comentándole que nada de esto era rentable. Le aconsejaron que lo dejase y que se centrara en su trabajo, que volviese a su puesto de camionero
en CEMA Maquinaria.

Ante ello, se vino un poco abajo y se preguntaba a sí mismo qué había hecho mal, pero su testarudez estaba ahí para indicarle totalmente lo contrario: sigue adelante.
Y así fue. Empezó a maquinar de nuevo cómo podría remontar el negocio y le dio la vuelta entera para convertirlo directamente en una empresa que se dedicara a la distribución de baterías. Y así fue cómo renació CEMA Baterías.

Cuando de nuevo le comentó a Joaquín y Rafael “la jugada” se quedaron anonadados ante su capacidad de respuesta con el asunto. Esto tenía que salir bien sí o sí. Y así fue, comenzó de nuevo otra etapa en la que se centró totalmente en la venta de baterías, contando, esta vez, con el apoyo de primeras marcas internacionales.
Y así es cómo un simple trabajador se ha convertido hoy en día en fundador y CEO de una de las empresas más importantes en la distribución de baterías a nivel nacional. Actualmente, CEMA Baterías se encuentra en el pódium de las empresas más conocidas en este tipo de sector.

Hoy en día logra facturar cada año más y más. Trabaja con 13 marcas internacionales de baterías y accesorios para baterías y se centra en la importación y exportación baterías, trabajando en países como Chile, Venezuela, Colombia, Sudáfrica, Marruecos, Francia, Italia, Reino Unido, Holanda, Grecia, etc. Además, también cuenta con una delegación en Portugal, ESA Baterías, la cual ha sido la reciente adquisición más potente de la empresa. Desde entonces, hace ya casi 8 años, que empezó esta aventura. CEMA Baterías ha conseguido formar un equipo de gente con empuje y con ganas de hacer cosas, que es lo más importante en toda organización.

Web: CEMA baterías