sixfoods-carne-insectos-tortitas

La industria cárnica representa casi 1/5 parte de todos los gases de efecto invernadero mundial. Además ocupa grandes extensiones de tierra, de recursos y de energía, y se dan casos de crueldad animal con algunas de las técnicas de crianza.

Pero no sólo esto, ¿sabes que la demanda de carne va en aumento debido al crecimiento de la población mundial y al aumento de los ingresos en los países en desarrollo? Un hecho que crea un reto a resolver por la humanidad.

Pues bien, hoy nos hemos encontrado con un producto que pretende posicionarse como una posible solución. Se trata de la primera carne cultivada en un laboratorio utilizando insectos para su fabricación. Más concretamente un ‘snack’ en forma de patatas fritas hechas de grillos.

La carne de grillo

La idea surgió de tres graduados de Harvard. El primer producto lo han llamado Chirps, una tortita crujiente que en lugar de utilizar patata o maíz, lo hace con una mezcla de granos molidos de arroz y polvo de grillo que son cocidos al horno en lugar de freírse. El resultado es una bolsa de 7 gramos de este alimento rico en proteína. Por ejemplo 200 calorías de esta carne de grillo contienen 31 gramos de proteína, en comparación con los 22 gramos que proporciona la carne de vaca. Otro dato curioso es que este tipo de carne requiere 2000 veces menos agua y produce 100 veces menos gases de efecto invernadero que el equivalente en carne animal.

Actualmente, la compañía acepta ya pre pedidos para su primer lote con un precio de 15.99 dólares por tres bolsas.

carne-grillo

El reto de comer insectos en occidente

En occidente la simple idea de comer insectos es sinónimo de todo tipo de caras de asco (la típica cara chupa limones). Culturalmente nos repugna la idea de tener que alimentarse de insectos, por lo que estos están mayoritariamente ausentes en las dietas occidentales. La introducción de este tipo de carne de insectos al mercado es, sin duda, un gran reto para los. Aunque todo es cuestión de educar a la población sobre sus beneficios.

Por el momento y para entrar mejor por los ojos sus creadores han empaquetado esta carne de grillo en forma de patata frita y viene con tres sabores diferentes – sal de mar, barbacoa y de queso Cheddar.

Lo que sí es seguro es que no es un mercado muerto ya que alrededor de 2000 millones de personas alrededor del mundo (mayoritariamente en países asiáticos y africanos) consumen y consideran los insectos como un manjar. Por lo que potencial no le falta.

Como ves un innovador alimento que podría ayudar a reemplazar el consumo de carne (y fuente de proteína) pero con un método más eficiente y respetuoso para el medio ambiente.

¿Se te ocurre alguna otra manera de introducir la carne de insectos en la dieta occidental? Quizás sea una oportunidad de negocio interesante.

Web: sixfoods.com