reciclaje de colillas
 Con los trillones de cigarrillos que se consumen mundialmente cada año os podéis hacer una idea de la cantidad de colillas que acaban tiradas en cualquier suelo. Las colillas, aparté de no ser biodegradables, tienen además elementos tóxicos que contaminan el medio ambiente.

¿Y si en vez de ensuciar se pudieran destinar para realizar algo mas beneficioso para el medio ambiente?

Esto es justamente lo que el Institute of Physics (IOP) (perteneciente a Seoul National University’s College of Engineering) pretende realizar con su más reciente investigación. En esta se ha demostrado la viabilidad para el reciclaje de colillas de cigarrillo con el que generar energía con la que alimentar dispositivos electrónicos, coches eléctricos, etc…

El proceso por lo visto es relativamente simple y económico. Para ello se queman las fibras de acetato de celulosa (un componente mayoritario en las colillas) y así convertirlo en carbón. Este último material es idóneo para generar energía de una manera eficiente en todos los aspectos.

Este método probablemente sea muy bien acogido por números países que ya cuentan con regulaciones con las que evitar la contaminación por colillas que acaban contaminando cada país.

Otras iniciativas para acabar con el problema de las colillas

La reciente investigación de la universidad de Seoul crea una posible solución a la problemática originada por las colillas de cigarrillos, pero no se trata de la única. Existe una brigada especial de recogida de colillas en Estados Unidos y Canadá que ya ha demostrado que el reciclaje de las mismas puede ser un proyecto rentable financiera y ecológicamente. Para conseguirlo disponen de unas plantas de tratamiento donde se separa, por un lado la materia orgánica de las colillas, y por otro el plástico que se funde en bloques que posteriormente se reutiliza para fabricar bancos  de parque y otros productos de uso industrial.

Aunque el consumo de tabaco se ha estabilizado gracias, en parte, a las nuevas tendencias deportivas y nutricionales, los residuos de colillas siguen siendo un problema ecológico que ha de ser resuelto cuanto antes.

¿Se te ocurre alguna otra idea de como poder afrontar el mismo?