turbinas-mareas-energia

¿Sabías que el agua de mar es 832 veces más densa que el aire y que una corriente oceánica de tan solo 5 nudos puede generar más energía cinética que un viento huracanado de 300km/h? Teniendo en cuenta que los océanos cubren más del 70% de la superficie de la tierra, la energía oceánica (incluyendo la energía de las corrientes, olas y la térmica oceánica) tendría mucho potencial para cubrir las necesidades energéticas de los países.
Pues bien, recientemente se acaba de cerrar la financiación para la construcción del parque de mareas más grande del mundo en las costas de Escocia. Se espera que la planta pueda abastecer las necesidades eléctricas de 175.000 hogares para el año 2016. Una cifra que pondría a Escocia, en una buenísima posición para cumplir con su ambiciosa meta de ser, para el año 2020, un país 100% energéticamente independiente sin el uso de combustibles fósiles.

Detalles del parque

El proyecto se llevara a la realidad en varias fases hasta alcanzar un total de 269 turbinas de agua. Por el momento se van a invertir 83 millones para la construcción de la primera fase que contara con cerca de 45 turbinas.

Según MeyGen, el constructor de la planta, la energía mareomotriz es muy parecida al de la energía eólica; de hecho, las turbinas son muy similares. Este tipo de plantas captan la energía cinética de las corrientes y la convierte en electricidad.

En el siguiente vídeo puedes ver una simulación de su funcionamiento:

¿Y qué ocurre con el medio ambiente?

Para aprovechar y recolectar la energía de las corrientes marinas, no son necesarias unas turbinas tan grandes como las de viento, encima al encontrarse sumergidas no producen un impacto visual en los alrededores. Por otro lado, las aspas de estas turbinas de mar giran a velocidades más lentas, con lo cual no causan daños a la fauna cercana.

Las turbinas de marea son mucho menos perjudiciales que otros métodos de generación de energía. Estas no detienen el flujo de agua, como ocurre por ejemplo con las presas, que en realidad hacen lo contrario atrampando el agua y para posteriormente liberarla según las necesidades.

¿Podría la generación de energía mareomotriz convertirse en la formula con la que abastecer las necesidades energéticas del planeta?