automóvil propulsado por agua de mar

Bajo el punto de vista medioambiental, la explotación de combustibles fósiles como el petróleo es una práctica totalmente insostenible a largo plazo, ya sea por un posible agotamiento, así como la contaminación que produce al ser consumido. Pero con la llegada de los coches eléctricos, parece que empieza a producirse un cambio real en este ámbito.

La última innovación en dejarme literalmente boca abierto pretende ir un paso más allá. Se trata del primer automóvil, aprobado para su venta en Europa, que utiliza agua salada como fuente de propulsión. Ha sido creado por NanoFLOWCELL AG, un centro de investigación e innovación con sede en Vaduz.

http://www.intelligentliving.co/wp-content/uploads/2014/08/Quant-e-sportlimousine-electric-limousine-2014-Geneva-10_2348.jpg?17ace3El primero de sus modelos, EL e-Sportlimousine, ha sido posicionado como un automóvil deportivo de lujo, algo así como Tesla hace en los coches eléctricos. Aunque su característica principal reside en su capacidad de propulsarse mediante el líquido más abundante en la tierra, el agua salada. Por lo que se trata de un automóvil extremadamente responsable con el medio ambiente ya que no produce absolutamente ningún tipo de emisión.

Pero que no te engañé su carácter ecológico, ya que sus creadores han  desarrollado un potentísimo motor capaz de generar hasta 920 caballos de potencia. De hecho el e-Sportlimousine tiene una aceleración de 0-100 km/h en 2,8 segundos, una velocidad punta de 350 km/h y una autonomía de 600 km por deposito.

A continuación te dejo el vídeo presentación del mismo:

El e-Sportlimousine dispone de una tencologia bautizada como NanoFlowcell, un sistema de células que alimentan un conjunto de cuatro motores eléctricos que guardan la energía producida por la reacción de agua de mar en el interior del sistema. Además al no tener piezas en movimiento, produce menos calor y es más eficiente que los motores tradicionales.

Al parecer sus creadores tienen en mente desarrollarla también en otras industrias como la de la energía doméstica, la marítima o en la aviación. Sin duda, una tecnología con muchísimo potencial que podría revolucionar el planeta, abaratando increíblemente el transporte y todas las industrias que dependen del mismo (es decir, la gran mayoría).

quant interior

image_quant_05

Web: nanoflowcell