El consumo de alimentos saludables es una preocupación para muchas personas. Los lugares de trabajo y los campus educativos ofrecen opciones para comer proporcionando máquinas expendedoras con alimentos envasados. Esto, sin embargo, presenta un problema: los alimentos frescos se consumen mucho más rápido que los refrigerios azucarados o salados.

La startup checa Foodoo está utilizando IA para abordar este problema. La empresa etiqueta los platos de comida empaquetados individualmente con información sobre el plato. Foodoo proporciona a las oficinas un kit que escanea la información de los alimentos almacenados en los frigoríficos de las oficinas avisando de las fechas de vencimiento. Luego, estos datos se comparten con el centro de datos de Foodoo, donde el aprendizaje automático proporciona información sobre los niveles de existencias, las preferencias alimentarias, el comportamiento del consumidor y las fechas de vencimiento.

Este procesamiento de datos optimiza las decisiones de stock. La IA también permite a Foodoo personalizar las recomendaciones de alimentos en función de los gustos individuales y la ubicación además de minimizar la cantidad de alimentos que terminan en el contenedor.

El desperdicio de alimentos es un problema importante, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cerca de un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo terminan en la basura.

¿Se te ocurre alguna otra forma de evitar este problema?.

Web: foodoo.ai

Contacto: foodoo.ai/contacts