La startup holandesa ‘Add My Window’ permite a los usuarios alquilar las ventanas que dan a la calle. Según la compañía las ganancias mensuales para el propietario de la ventana son de aproximadamente 280 euros, pero las cuotas variarán según de la ubicación o tamaño de la misma.

¿Es esto legal? Sí. Ya que los carteles están técnicamente dentro de la casa y no fuera. La empresa argumenta que es perfectamente lícito hacer publicidad utilizando ventanas de propiedad privada. Pero que hay que tener en cuenta que en algunas ciudades o algunos bloques de apartamentos están sujetos a normas de la comunidad.

Pero como ves una posible manera de generar ingresos extras sin hacer demasiado.

Fuente: addmywindow.com