alimenta-creatividad

La creatividad emprendedora es la capacidad que trata de encontrar nuevas maneras de hacer cosas, resolver problemas o mejorar inconvenientes convencionales. La creatividad es una habilidad muy útil en cualquier ámbito profesional. Es una habilidad que no se limita a artistas, músicos o diseñadores, las buenas noticias son que cualquiera puede aprender a serlo. Hay personas que tendrán más facilidad o talento natural que otras, pero la creatividad esta abierta a cualquiera que quiera serlo. Si de verdad quieres impulsar tu creatividad emprendedora, estos consejos te pueden ayudar:

1.       Comprométete a desarrollar tu creatividad

Si no dedicas tiempo a desarrollar los talentos creativos, estos no llegan tan a menudo. El primer paso es dedicarte totalmente a desarrollar tus capacidades creativas. No pospongas esfuerzos. Establece metas, consigue la ayuda de otros y deja un tiempo cada día para desarrollar tus habilidades creativas.

Programar un tiempo cada semana para concentrarte en algún tipo de proyecto creativo puede ayudar drásticamente a desarrollar tu creatividad. También practica ejercicios creativos a diario. Se trata de ejercicios de pensamiento creativo que puedes utilizar como futuras estructuras creativas.

2.       Conviértete en un experto

Una de las mejores formas de desarrollar tu creatividad emprendedora es convertirse en un experto en esa área. Contar con unos extensos conocimiento del tema, aumenta tu capacidad para concebir ideas o soluciones innovadoras a los problemas.

3.       Alimenta a diario tu creatividad emprendedora

Este es un aspecto muy importante para fortalecer el músculo creativo. Exponer el cerebro a un constante flujo de ideas, conceptos y conocimientos despierta la mente y almacena toda esa información en el subconsciente. Aunque creamos que no está, esa capacidad creativa va  aumentando con el tiempo. Aumentando las posibilidades de encontrar inspiración.

Bajo este concepto se creó y se desarrolla nuestro portal Teinspira.com. Queríamos crear una fuente constante de ideas emprendedoras para alimentar tu creatividad emprendedora, con el fin de generar inspiración empresarial.

Cualquier fuente de conocimientos es válida para alimentar la creatividad, incluso cuanta más variedad mejor.

4.       Fíjate en como lo hacen los demás y no tengas miedo a crear “copiando”

Este punto se relaciona con el anterior, se trata de tener fuentes de referencia que nos puedan dar una inspiración rápida, lo suficiente para empezar. Las ideas posteriormente se transforman y a partir de una idea ajena podemos encontrar una idea creativa única. Se trata de fijarnos como lo hacen los demás y ver si puede ayudar en mi propósito emprendedor. A partir de esos pensamientos pueden surgir una infinidad de ramificaciones con nuevas ideas.

5.       Apuntar las ideas y revisarlas cada cierto tiempo

Es positivo que apuntes las ideas según vienen. Más tarde podrás consultarlas, modificarlas y darles forma, sin duda, una táctica estupenda para aumentar tu creatividad. Sería algo así como unas ideas parciales en borradores provisionales que nunca llegarían a ver la luz pero te ayudarían a desarrollar la idea principal.

No sólo este proceso proporciona una fuente de ideas creativas, mirar los borradores ayuda a pensar en conceptos creativos pasados que podrían ser un ajuste para lo que se necesita ahora en el presente. Una herramienta muy buena para realizar es Evernote, disponible en web o app para todos los principales dispositivos. Crea un mapa mental y enlaza las ideas unas con otras.

6.        “Lluvia de ideas” para inspirar nuevas ideas

La “lluvia de ideas” o “Brainstorming” es una técnica común en los ámbitos académicos y profesionales por su capacidad para ser una poderosa herramienta de desarrollo creativo, siempre y cuando se realice correctamente.

Comienza por suspender el juicio y la autocrítica, luego comienza a anotar ideas relacionadas y las posibles soluciones. El objetivo es generar tantas ideas como sea posible en un lapso relativamente corto de tiempo. A continuación, el proceso se centra en clarificar y refinar las ideas para llegar a la mejor opción posible.

7.       La mayoría de los problemas tienen múltiples soluciones

La próxima vez que te fijes en un problema, intenta buscar una variedad de soluciones. En lugar de simplemente ir con la primera idea que se te ocurre, tómate el tiempo para pensar en otras posibles formas de abordar la situación. Esta simple ejercicio es una eficiente manera de construir tanto tus habilidades de pensamiento creativo, como la solución de problemas.

8.       Prueba la técnica de los “Seis sombreros”

La técnica de los “seis sombreros” implica mirar un problema desde seis perspectivas diferentes. Realizando esto, puedes producir más ideas que podrías haber tenido viendo la situación sólo bajo uno o dos puntos de vista.

Emocionalmente. ¿Qué te dicen tus sentimientos?

Objetivamente. ¿Cuáles son los hechos?

Perspectiva positiva. ¿Qué elementos de la solución funcionará?

Perspectiva negativa. ¿Qué elementos de la solución no funcionan?

Pensar creativamente. ¿Cuáles son algunas ideas alternativas?

Ampliar pensamiento. ¿Cuál es la mejor solución global?

9.  Desafíate a ti mismo

Una vez que se han desarrollado algunas de tus habilidades creativas básicas, es importante continuamente desafiarte a ti mismo para continuar avanzando. Busca enfoques más difíciles, prueba cosas nuevas y evita usar siempre las mismas soluciones que has utilizado en el pasado.

10.   Estate dispuestos a correr riesgos

En cuanto a la construcción de tus habilidades creativas, necesitas estar dispuesto a correr riesgos de vez en cuando, con el fin de avanzar en tus habilidades. Mientras que tus esfuerzos no puedan siempre conducirte al éxito, en cada experiencia que vivas estarás desarrollando tu talento creativo y construyendo tus conocimientos.

Toma riesgos calculados, solo se vive una vez.

11.  Ten y desarrolla una mentalidad positiva

Evitar los frenos mentales, aumenta la confianza en ti mismo y te abre la mente a posibles buenas ideas que en otro estado mental podrías desechar. Estados de ánimo positivos pueden aumentar tu capacidad de pensamiento creativo. Según el Dr. Adam Anderson, “si haces algo que involucra creatividad, el buen humor la potencia.”

Concéntrate en eliminar los pensamientos negativos o críticas que pueden afectar tu capacidad para desarrollar habilidades creativas.

12.   Fortalece tu confianza

La inseguridad en tus habilidades puede suprimir tu creatividad. Toma nota de los progresos que has logrado, elogia tus esfuerzos y siempre busca maneras de premiar tu creatividad. Quiérete a ti mismo, haz las cosas que te hacen sentir bien. Sentirte bien contigo mismo ayuda a tu mente a relajarse y ser más creativa:

–          Cultiva tu espiritualidad regularmente.

–          Practica deporte y una dieta equilibrada.

13.   Rodeate de las personas adecuadas.

Cierto tipo de personas son de gran influencia para desarrollar tu creatividad. En el extremo contrario, existen otras que son bloques, rodéate de las adecuadas y de las que te hacen ser tu mismo.

14.    Lucha contra tu miedo al fracaso

El temor a cometer un error o fracasar en tus esfuerzos puede paralizar tu progreso. Cada vez que te encuentras con tales sentimientos, recuérdate que los errores son simplemente parte del proceso emprendedor e innovador. Simplemente evita dichos pensamientos.

Mientras que en ocasiones puedas tropezar en el camino, si eres perseverante, finalmente alcanzarás tus metas.

15.   Muestra y comparte tus ideas

Ayuda a recibir comentarios positivos que te motivan y estimulan tu creatividad.

16.   Escapate de la rutina diaria y evadete a menudo

Cada persona tiene algún método de evasión de la rutina diaria. Ya se practicar un deporte u actividad que te apasiona o cualquier otro método que te ayude a evadirte. Se trata de tener un momento diario en el que tu mente está despejada de la rutina y problemas cotidianos. Esto disminuye los niveles de estrés y aumenta el positivismo mental, potenciando así la creatividad.

17.   Aprovecha el momento justo después del sueño

El sueño te ayuda a descansar y repara tanto el organismo como la mente. Todo ello produce una actualización creativa mental, que sin duda ayuda a aumentar la capacidad creatividad. Nuestra mente esta lucida y fresca lo que potencia la actividad cerebral. Temprano por la mañana y/o después de una siesta son buenos momentos.

Aunque en ocasiones, el cansancio tranquilo, también ayuda en el proceso creativo, ya que permite evadir la mente de la realidad.

18.   Sigue tu intuición

Muy a menudo, tenemos ideas creativas que las descartamos por pensar que son poco prácticas. Aprende a confiar y escuchar tu guía interior ya que puede ayudarte más de lo que crees. El seguimiento de tu intuición puede posicionarte unos pasos por delante de los demás.