Traductores nativos se apoyan de la IA para ser más eficientes, mientras que la tecnología absorbe los textos traducidos para ser cada vez más precisa.

 

Estamos acostumbrados a oír que la Inteligencia Artificial es la sustituta del talento humano pero, en ocasiones, esta especie de enfrentamiento humano-máquina puede ir de la mano.
Hoy os presentamos a la startup Berba ofrece servicios de traducción profesional impulsada con Inteligencia Artificial (característica que muchos confunden erróneamente con un traductor automático). Lo que realmente hace esta empresa es utilizar esta tecnología como aliada del traductor humano.

Para ello, han desarrollado un portal donde han conseguido mejorar el proceso de traducción en 6 puntos clave:
1. Consistencia: La IA permite a los traductores mantenerse al tanto de las frases y términos que han traducido previamente para que no tengan que realizar trabajo extra y puedan mantener al máximo la coherencia gramatical.
2. Coste reducido: A medida que la Inteligencia Artificial recopila más información, el nivel de contenido repetido también aumenta, por lo que solo es necesario cobrar al usuario por el nuevo contenido añadido y no por todo el contenido a traducir.
3. Controles de calidad: La plataforma desarrollada por Berba incorpora sistemas de control de calidad como la autocorrección, el marcado automático de errores gramaticales o de formato, números inconsistentes, textos que faltan por traducir, etc…
4. Reducción de los tiempos de entrega: Cuando un traductor trabaja con un nuevo contenido, el software utiliza una memoria de traducción que sugiere traducciones anteriores que se consideran similares, por lo que el tiempo de entrega se reduce considerablemente, aumentando la cantidad de palabras procesadas por hora en un 20%.
5. Grandes volúmenes: El software permite dividir un texto muy extenso para que pueda ser traducido por diferentes traductores al mismo tiempo sin perder la coherencia en el tono, ya que la Inteligencia Artificial avisa a todos los traductores si cometen una discrepancia gramatical como por ejemplo usar “tú” en lugar de “usted”. Es más, podríamos imaginar una situación en la que un mismo documento está siendo traducido desde 4 continentes en diferentes franjas horarias para que su entrega sea en tiempos mínimos.
6. Compatibilidad con cientos de formatos: La plataforma de Berba también permiten trabajar con diferentes formatos, incluyendo todo tipo de archivos web, gráficos, ilustraciones, archivos para apps, además de los más comunes.

En este vídeo te muestran un poco más de su funcionamiento:

Una esperanza para lenguas en riesgo de extinción

Tal es el potencial que la Inteligencia Artificial podría tener en el mundo de la traducción que desde Berba afirman que podría salvar muchas lenguas minoritarias. Idiomas como el Ainu (100 hablantes) podrían estar condenados a desaparecer en breve, pero traducir documentos en su idioma podría hacer que la Inteligencia Artificial sea quien, el día de mañana, pudiese mantener la lengua y enseñársela a generaciones futuras.

¿Tienes tú alguna idea en la que la Inteligencia Artificial pudiera generar un negocio viable y ayudar a preservar culturas minoritarias?.

 

 

Web: berba.net