¿Es un emprendedor un buen jugador de póker?

 Siempre he tendido a rodearme de gente que es más inteligente que yo mismo. Una de estas personas (que llamaremos Mike en homenaje al protagonista de la película “Rounders”) es un jugador de póker completamente distinto a la imagen que de ellos tenemos de las películas. Mike habla inglés y español, tiene un puesto cualificado en una multinacional y su habitación repleta de libros de póker. Nunca juega cash (partidas donde la apuesta es libre) sino torneos donde sólo se paga la entrada.

Me gusta hablar con Mike de negocios, ya que visión del juego es exactamente la misma que la que un emprendedor tiente de su empresa. Con las mismas recompensas, oportunidades y miedos. Hoy os traigo algunas de sus ideas, espero que las disfrutéis.

 

Estudia la competencia

 

“Si no puedes identificar quien es el jugador pardillo en la primera media hora de partida, es que TÚ eres el pardillo”

Mike McDermott

 

La inmensa mayoría del dinero que gano” dice Mike “no proviene tanto de mi habilidad a la hora de jugar, sino de la ineptitud del resto de los jugadores a los que gano”. Al igual que en el póker, en el mundo de los negocios no se necesita tanto un producto innovador. Si nos fijamos en un producto que funciona, y lo hacemos mejor que la competencia, tenemos una idea de éxito.

 

Si no conoces el juego, no te sientes en la mesa

 

“No le eches la culpa a la mala suerte cuando pierdas y digas que ganas gracias a tu destreza. Si piensas que no tienes nada que aprender, es la forma más segura de garantizar que aprendes exactamente eso: nada”. 

Chris Ferguson

 

Como los negocios, el póker es una actividad que premia la constancia y el conocimiento. “Una partida la puedes ganar faroleando, pero perderás a largo plazo”. Los grandes jugadores de póker no farolean, dedican su tiempo libre a estudiar y a la práctica de la materia. Mike estudia detalladamente sus partidas, se analiza gráficamente a sí mismo y a sus oponentes antes de sentarse en la mesa. “Analizando los poker cartasgráficos puedes (como se dice popularmente en el mundillo) ver que hay jugadores que han perdido la partida antes de sentarse en la mesa”.
Hazte un experto en el mercado que te interesa, ahorra todo el dinero que puedas y espera la oportunidad que siempre se te presentará. Desconfía de las historias de éxito en un día.

 

No confundas mala suerte con mal juego

 

“Sólo los perdedores y los amateurs se quejan de las cartas”. 

Lou Krieger

 

“En el póker estás siempre evaluando la situación. En cada momento tienes que tomar una decisión en la que el riesgo/oportunidad varía. “No gana el que menos riesgos toma ni el que gana más manos en una partida. Gana el que sabe elegir cual ganar”. Mike lleva un gráfico pormenorizado de sus partidas, el diagrama es ascendente desde hace un año (y más desde hace unos meses).

Aún así, Mike no presta mucha atención al mismo. Tanto en el póker como en los negocios hay una gran importancia del factor suerte, épocas en las que te va bien, y épocas en las que nunca te sale la carta que necesitas. Prestarle atención puede afectar tu juego. Acepta las malas rachas como parte del mismo.

 

No pemitas que nadie fije tu agenda

 

“La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito”

Ralph Waldo Emerson 

 

Quizás más que en el mundo empresarial, los jugadores de póker tienen que lidiar con el rechazo social. Un jugador de póker se sigue viendo como un bebedor solitario, que pasa las horas de la noche jugando en dudosos antros y que acaba arruinado. En la actualidad, un jugador profesional es más que eso. Es una actividad que premia al más inteligente, formado y seguro de sí mismo. Cuando Mike dice que se plantea su vida fuera de los esquemas tradicionales (hipoteca y trabajo de ocho horas por cuenta ajena), se encuentra con la oposición de familia y amigos.
Mike no les presta atención y se rodea de gente que es como él. Tiene un grupo de amigos que son también jugadores de póker, algunos de ellos son profesionales que ganan mucho más dinero que el mejor de los asalariados que le sermonean (cada vez menos) con sus lecciones.
Si te planteas ser un emprendedor no esperes el apoyo de la gente que busca seguridad. rodéate de otros emprendedores que te apoyaran cuando fracases y te entenderán cuando tengas éxito.

 

Conclusión

 

Muchas veces recibí llamadas de Mike en mitad de la noche quejándose de una mala mano. Dichas llamadas empezaban invariablemente con la frase “odio el póker”. A pesar de estos momentos de mala suerte y de la falta de apoyo de las personas que desconocen el juego, Mike acabará triunfando. Viendo sus números, su compromiso y conocimiento estoy seguro que muy pronto recibiré una llamada distinta. Una noche me dirá que ha ganado un torneo, que el premio eran seis cifras y que a partir de mañana se dedica solamente a jugar.

Y entonces, como también les sucede a los emprendedores, ninguna de las personas que dudaban de su éxito recordaran sus palabras.

 

 

Fotos cortesía de hkvam y Tiagø Ribeiro