Un emprendedor Taiwanés ha desarrollado Smartscooter, una moto ecológica a la medida de las grandes ciudades. Su principal peculiaridad reside en que las baterías no se recargan sino que se cambian, un sistema más rápido y barato. Ademas la moto se conecta al ‘smartphone’ para controlar el nivel de batería y hasta cambiar el sonido de la bocina.

Fuente: Smartscooter