sudadera-toda-la-vida

La industria de la moda, como muchas otras, utiliza lo que se denomina como la “obsolescencia programada”. Un concepto por el cual los productos son diseñados y fabricados para durar un determinado tiempo, normalmente lo justo para pasar la obligada garantía que han de ofrecer a los consumidores.

Esto significa que ese agujero que se le hizo a tu camiseta, estaba diseñado para que ocurriera…. Vaya mie… sí estoy pensando lo mismo.

Pero no te preocupes, aún existen empresas responsables que quieren crear un mundo mejor con sus productos o por lo menos que tu sudadera te dure más de 10 años. Como Flint and Tinder y su revolucionaria sudadera diseñada para durar toda la vida (literalmente). Como dice su creador es hora de comprar menos pero recibir más.

La sudadera en sí está fabricada con varios elementos que la hacen especialmente resistente. Ya sea por sus dobles costuras, propias cremalleras resistentes (con o sin cuero), paneles anti estrechones y lo más importante, la combinación de los materiales utilizados en su fabricación. Entre ellos, se utilizan elementos 100% algodón de 18 onzas de grosor y triples laminados, que le dan al producto una suavidad y durabilidad vitalicia.

Por ahora, producen un solo modelo unisex con diversas tallas para cubrir la demanda tanto en mujeres como en hombres. También ofrecen hasta 5 diferentes colores; rojo, azul marino, verde militar, gris y negro.

Adicionalmente la sudadera cuenta con dos bolsillos extra grandes en los laterales exteriores y un bolsillo interior con la talla exacta para colocar un smartphone.  Si se diera el caso de rotura accidental (por ejemplo, un enganchón con algo muy afilado) la empresa, aparte de su garantía de 10 años, ofrece el envío de parches durante otros 10 años, a un costo adicional de 35 dólares extra.

En el siguiente vídeo podéis ver la sudadera y parte de su historia:

Por otra parte, Flint and Tinder elimina al intermediario habitual en la industria y ofrece unos precios no muy lejos de la competencia. Por lo que ofrecen una infinita mayor calidad a un precio similar. La sudadera cuesta entre los 130-190 dólares en tienda.

El producto lanzó una campaña en la popular web de “crowfunding” kickstarter. Recaudando más de un millón de dólares en 30 días, gracias a las aportaciones de 9200 personas que fulminaron el objetivo inicial de 50.000 dólares que pedían. Unas aportaciones que les han impulsado a desarrollar la empresa.

Si te dedicas a la fabricación de productos (ya sean textiles o no) quizás ofrecer un producto que se diferencie de la competencia, simplemente porque dure, puede ser una buena opción de negocio. Como en todos los ámbitos calidad siempre gana a cantidad.

 

Web: flintandtinderusa