g&d highsec Recientemente se ha desvelado, a través de un ex empleado de la CIA, que el gobierno de Estado Unidos grababa conversaciones mantenidas por ciudadanos a través diferentes medios. Incluso se ha desvelado que eran capaces de activar el micrófono de cualquier dispositivo Android aunque éste se encontrara apagado. Desafortunadamente vivimos en una época donde cada vez es más fácil atentar contra la privacidad.

Para aquellos que buscan una seguridad en sus conversaciones móviles se han creado una nueva generación de teléfonos anti escuchas. Se pretende así devolver este derecho a cualquier ciudadano que no quiera dejar la tecnología de lado.

El teléfono recibe el nombre técnico de HIGHSEC y está fabricados a través de modelos populares como el Samsung Galaxy SIII. Basado en tecnología Android, tiene como diferencia que encripta todos los datos que transmite a través de una aplicación del sistema. De esta manera impide las escuchas por parte de terceros, ya sean gobiernos, autoridades o delincuentes. Cuando el usuario quiere realizar/recibir una llamada un servidor telefónico exclusivo verifica que todo está correcto y los datos tan solo son compartidos entre los dos terminales.

Es también interesante saber que el dispositivo puede funcionar a través de cualquier red, ya sea móvil o red wifi (como por ejemplo la de un hotel).  La empresa detrás de su creación es G&D, especializada en seguridad para administraciones y empresas privadas. En este vídeo se puede ver una breve presentación:

El resultado de las conversación es idéntico al de una llamada convencional, exceptuando que los datos se van cifrando en un segundo plano. Finalmente el usuario no percibe ningún tipo de cambio con respecto al funcionamiento ya que no se produce ningún tipo de retraso en la recepción.

Como veis una tecnología que permite al usuario guardar los mensajes y llamadas de forma más segura. ¿Se te ocurre algún otro sector en el que implantar esta tecnología y salvaguardar la privacidad?.

Fuente: G&D