sacar-dinero-cajero-telefono

La retirada de efectivo en los cajeros también sufre de alguna desventaja, como el olvido de la contraseña, la seguridad, el tiempo o la perdida de la misma tarjeta. ¿Alguna vez has pensado en poder retirar dinero de un cajero sin usar tu tarjeta? Pues esperemos que pronto se generalice gracias, por ejemplo a Cardless Cash Access, una aplicación que permite retirar efectivo con el teléfono móvil, sin tarjeta de débito

Dicha aplicación ha sido desarrollada por el proveedor de servicios financieros de la FIS, quien ha anunciado que las transacciones en cajeros automáticos sin tarjeta serán una realidad en un futuro no muy lejano con su aplicación “Cardless Cash Access”.

En lugar de usar una tarjeta de crédito/débito para retirar dinero en efectivo, los usuarios tienen la opción de hacerlo en cualquier cajero habilitado para ello hasta 24 horas de antelación. En el cajero automático sólo dispensa el dinero en efectivo una vez que el usuario escanea un código en la pantalla del mismo. Posteriormente se envía un recibo digital al dispositivo móvil.

Para comprobar su viabilidad, la aplicación móvil ya ha sido puesta en funcionamiento en tres pequeños bancos en Estados Unidos. El resultado obtenido de la prueba es realmente prometedor, con lo que los bancos tienen previsto lanzar esta innovación bancaria a lo largo de 2014. Una circunstancia que ha animado a otras instituciones financieras a implementarlo.

¿Es este sistema realmente seguro y conveniente?

De acuerdo con el estudio de caso presentado por Javelin Strategy & Research, los beneficios de la aplicación incluyen seguridad, comodidad y rapidez. La seguridad no puede ser un beneficio intuitivo, pero el programa piloto ha puesto de manifiesto que las operaciones a través de esta aplicación en realidad son más seguras. En principio por que las tácticas tradicionales utilizadas por los criminales serían imposibles de ejecutar, teniendo en cuenta que el número PIN no se introduce mientras que el usuario está en el cajero.

Además, los usuarios también tendrán un código de seguridad para acceder tanto al teléfono como a la aplicación que permite la retirada de efectivo. Por lo que el que el ladrón necesitaría hackear todos los números pins necesarios para realizar la operación. Por otro lado, la detección de un teléfono perdido o robado probablemente ocurrirá más rápidamente que la detección de una tarjeta desaparecida.

En cuanto a la velocidad, los retiros sin tarjeta promediaron sólo ocho o nueve segundos en comparación con los treinta o cuarenta segundos requeridos para una transacción tradicional.

La principal preocupación es la conectividad. En la actualidad la aplicación requiere una conexión de red para funcionar, lo que podría ser problemático en algunas zonas rurales. Por eso, FIS recomienda la instalación de amplificadores de señal WiFi en los cajeros automáticos para asegurar así la funcionalidad de su aplicación.

¿Crees que la retirada de efectivo en cajeros automáticos utilizando el móvil se extenderá pronto como una forma segura y eficaz de hacerlo?

Fuente: fisglobal.com