3d corrector espalda

La tecnología 3D o la artesanía de futuro como me gusta a mi llamarla, está revolucionando todos los campos, incluido los médicos. Ya vimos hace no mucho como una empresa ofrecía impresoras 3D en zonas desfavorecidas para imprimir utensilios médicos de primera necesidad.

Hoy nos llega otro interesante proyecto llamado Beapoke, un accesorio impreso en 3D diseñado para jóvenes que sufren de esclerosis.

El problema

Para aquellos que no lo sepáis, la esclerosis la padecen millones de personas alrededor del mundo y afecta a la inclinación de la columna vertebral, por lo que quienes la sufren han de llevar un accesorio que les ayudé a mantenerla recta. El problema es que normalmente estos accesorios son bastante antiestéticos, especialmente entre personas  jóvenes en la que la imagen es un importante aspecto para su sociabilidad. Además dichos accesorios normalmente son algo caros.

Pero no solo se trata de un problema estético, ya que los jóvenes que sufren de esta condición normalmente tienen que llevar un corrector de espalda casi todo el día durante 2-3 años. Pero la realidad es que debido a su incomodidad y anti estética, es habitual que los pacientes se lo acaben quitando con tanta frecuencia que acaben necesitando una operación quirúrgica.

La solución

Para cambiar esta situación los nuevos correctores impresos en 3D ofrecen una experiencia más cómoda, ligera y con un estilo moderno y atractivo, que promueve su uso entre los más jóvenes.

El Besooke es una solución más económica y estéticamente más atractiva para que los jóvenes pacientes puedan corregir sus problemas de espalda de una manera mucho más “cool” y con el que poder expresar más libremente sus personalidades.

El objetivo era la de combinar la moda, el diseño y la tecnología  para crear un accesorio médico de calidad que sea atractivo para los pacientes. Y por tanto un producto más eficiente que su antecesor.

Por el momento, se ha creado un programa piloto, en el hospital infantil de Okland en Estados Unidos, donde ha sido probado por 22 niños y adolescentes.

La acogida ha sido más que positiva.

Como comenta el doctor Policy:

Empezamos con un pequeño prototipo a escala del producto y en cuantos los niños lo vieron, todos querían uno. Nunca había visto a niños y adolescentes responder tan positivamente a un accesorio médico similar. En cuanto se lo pusieron, todos querían ir a enseñárselo a sus amigos.

Aunque aún está en una fase temprana de desarrollo (aún necesitan recopilar más datos sobre el mismo) parece que puede llegar a ser un auténtico éxito debido al valor que aporta entre sus usuarios.

¿Un concepto similar que desarrollar para otros problemas médicos? A veces simplemente hay que saber escuchar a los usuarios y diseñar para realmente ofrecerles valor.

3D-systems-bespoke-scoliosis-brace-1.jpg

3D-systems-bespoke-scoliosis-brace-2.jpgWeb: 3D Systems