Kitchen-Library-libreria-cocina-prestamos

Con la creciente popularidad del compartir entre comunidades, está originando, en los últimos años, una sub economía mucho más justa y social en la cual se colabora con recursos. Sin ir más lejos hace muy poco os hable sobre Pumpipumpe en Suiza, donde se fomenta el prestamos de objetos entre vecinos, simplemente anunciándolos a través de unas pegatinas en el buzón. Siguiendo un concepto similar, nos llega un proyecto sin ánimo de lucro desde Canada denominado Kitchen library (la librería de la cocina). La primera biblioteca de préstamo a corto plazo de utensilios y aparatos de cocina.

Dicha biblioteca de cocina funciona al igual que una biblioteca de libros convencional pero en vez de promover la lectura, está enfocada en la cocina. Actúa como un recurso comunitario para cocineros caseros.

http://www.thestar.com/content/dam/thestar/news/gta/2013/10/18/need_a_pricey_kitchen_gadget_theres_a_library_for_that/kitchen_library.jpg.size.xxlarge.letterbox.jpg

¿Cómo funciona?

Aquellos interesados en disfrutar del servicio, deben abonar un coste, casi simbólico, de 50 dólares al año (más o menos lo que podría costar un pequeño aparato de cocina de gama media). Una vez registrados pueden acceder a una infinidad de productos de cocina, desde batidoras, exprimidores y moldes de pasta hasta heladeros, sándwicheras y libros de recetas, por mencionar algunos pocos. Cada aparato puede ser prestado durante 5 días, posteriormente los usuarios deben devolverlo completamente limpio y en buenas condiciones de uso. Supongo que existirá algún tipo de penalizaciones para aquellos despistados que se demoren al devolverlo.

Aparte del servicio de préstamos, la biblioteca es utilizada para impartir talleres de cocina entre sus miembros. De esta manera, los consumidores puedan familiarizarse con el equipo y a aprender insitu nuevas recetas.

El objetivo final de esta iniciativa es la de fomentar la cocina casera como una solución a los problemas de salud originados por una mala alimentación. Todo ello permitiendo el acceso a bajo coste de equipos de cocina que de lo contrario serian bastante caros de comprar.

Quizás este concepto de biblioteca pueda ser utilizado también en otras áreas, ¿se te ocurre alguna?

Web: kitchenlibrary