tableta-restaurante

Para muchos restaurantes la contratación de personal para cumplir las funciones de camarero supone una importante parte del gasto del negocio. Además de la delicada dependencia de la imagen del negocio según el trato de estos tengan con la clientela .

Pues bien, con intención de intentar ahorrar en costes, seguir dando una buena imagen y a la vez diferenciarse de la competencia, la cadena de restaurantes Chili Grill & Bar se le ha ocurrido instalar tabletas en sus restaurantes de Estados Unidos. La iniciativa se ha desarrollado en forma de un sistema que permite a los clientes pedir y pagar  sus comidas sin necesidad de hablar con los camareros.

La empresa ha decidido tomar esta medida después del éxito de una prueba realizada a principios de este año. Dichas tabletas permiten a los clientes visualizar el menú, pedir  y pagar la cuenta: todo sin la ayuda de un camarero.

Sin embargo a fecha de hoy, el dispositivo aún no permite eliminar por completo la interacción con los camareros del restaurante, pues actualmente los clientes no pueden ordenar toda su comida electrónicamente, sino que deben esperar a que el camarero les atienda para poder ordenar la primera ronda de bebidas.

A pesar de esto, las tabletas inevitablemente están cambiando el grado de interacción entre el cliente y el camarero/a, facilitando también el pago rápido de la cuenta con tarjeta de crédito y sin necesidad de llamar al camarero.

Para la empresa se trata además de un medio para “potenciar las ventas”. Según informa El Wall Street Journal se comprobó que el uso de la tableta anima a la gente a permanecer en el restaurante durante más tiempo y a ordenar más de lo habitual.

Krista Gibson , vicepresidente ejecutiva de estrategia de marca para Chili comenta; “ha habido un 20% de aumento en las ventas en general con la instalación de la tabletas”.

La pregunta ahora es la siguiente ¿preferirán los consumidores ir a este tipo de restaurantes y asumir parte del servicio por sí mismas?

Web: chilis